Instagram A.K.A la rueda del hámster – N.B.A

La necesidad de aprobación excesiva es definida como la tendencia de la persona a juzgar su autoestima en función de las reacciones de la gente ante ella o de lo que piensen de ella.

 

Aunque nos duela admitirlo, esto constituye una de las actitudes disfuncionales que incrementa el riesgo de desarrollar síntomas depresivos y ansiosos.

 

En la base de esta conducta se encuentran creencias erróneas y un elevado malestar emocional, relacionados con el deseo de agradar a todo el mundo, evitando recibir o hacer críticas para así garantizar el afecto y la completa aceptación. Sin embargo es común ver como en las redes sociales donde todos pueden esconderse detrás de una mascara muchas personas hacen lo contrario y se dedican a trolear en el internet haciendo comentarios negativos sobre las otras personas. Los famosos bullies inseguros que conocimos desde el colegio, les suena familiar?

 

La deseabilidad social forma parte de nuestra naturaleza y satisfacerla contribuye a nuestro bienestar. Sin embargo, las redes sociales han vuelto a nuestra generación adicta a esta dopamina que liberan los likes y como la mayoria de nuestros comportamientos son reflejos de lo que vemos en el mundo, constantemente nos vemos en la necesidad de buscar aprobación publicando fotos y estados que al final del día tal vez ni nos definen ni nos han feliz pero por el simple hecho de estar presente en un mundo digital donde puedo aparentar ser quien yo quiero, empiezo a vivir en Instagram y desarrollamos un especie de loop material que nos hace sentir como en una rueda de hamster.

 

“Las redes sociales han vuelto a nuestra generación adicta a esta dopamina que liberan los likes.”

Es difícil huirle a ese habito tan inmerso en nuestras rutinas. Es decir:

 

  1. Estoy viviendo una experiencia
  2. La documento con mi celular
  3. La comparto en mis redes sociales
  4. Juzgo y evalúo el comportamiento de esa publicación
  5. Permito que mi estado de animo se vea afectado por ese resultado

 

Se que lo han leído mucho en otras partes pero es nuestro deber como marca recordarles que nosotros los seres humanos no somos el resultado de unas métricas de una red social ni mucho menos una cantidad de likes. Ni tampoco somos un numero en un excel como lo plantea el gobierno y el sistema educativo en Colombia.

 

Somos miembros participes y activos de una revolución gigantesca que está ocurriendo en uno de los mejores países del mundo. Todos hacemos parte de un gran engranaje y si cada uno asumimos nuestro rol haremos que todo fluya y avance con paso firme.

 

La felicidad radica mas en disfrutar de las cosas pequeñas y encontrar el propósito en nuestro rol de día a día como amigo, familiar y ciudadano y no en nuestra popularidad en un universo digital paralelo donde las personas solo comparten su “highlight reel” y buscan crear una vida fundamentada en referentes de Pinterest y filtros de VSCO.

 

Así que si alguna vez te preguntan que es lo que somos?

 

Tu solo responde que somos N.B.A. Niños buscando admiración, pero con un propósito colectivo, con un sueño en común y con un objetivo mas claro que el agua. No para que qué nos glorifiquen un grupo de desconocidos sino para sembrar la semilla que nadie mas se atrevio a sembrar en cada uno de sus respectivos campos.

Quieres charlar? Contáctanos por Whatsapp al +57 3016586618

Share this post

Translate »
Chat